sábado, 17 de marzo de 2007

Los cánones de la retórica en la era digital

Los actuales estudios sobre la comunicación en la era digital parecen tener razón cuando señalan que lejos de inagurar una nueva forma de lectura que rompe con todos los cánones de la oralidad, la escritura y la argumentación occidental tradicional, el hipertexto y la comunicación multimedia no sólo confirman sino profundizan los cánones de la antigua Retórica para la deliberación pública. Así lo señalan por ejemplo Kevin Hunt, Janice Walker o Richard Lanham, quienes señalan que las partes tradicionales de la Retórica se adaptan a nuevas circunstancias tecnológicas que modifican sustancialmente las herramientas de lectura pero mantienen como premisa a la necesidad persuasiva, la necesidad de una tópica para descubrir argumentos, la urgencia de siempre irrenunciable de la elocuenca, el uso de los exemplum, así como nuevas formas de dispositio, de actio y de memoria que son hoy familiares para los internautas. Incluso podríamos decir que la existencia de la Web nos ha llevado a un tipo de nueva oralidad retórica (como señala Walter Ong) y de regreso a la la posesión de Lugares Comunes para toda colectividad, ya que las páginas web dejan de ser contenidos "de autor" y se convierten en "lugares a los que todo mundo puede recurrir", que es como funcionabla la retórica originalmente. Quizá podamos decir que la dispositio, en cuanto que ya el hipertexto no sigue una forma lineal de lectura, se ha reacomodado y en vez de que hablemos hoy de exordio-narratio-argumentatio-epílogo, como decía el canon clásico, hoy debamos recurrir a un orden así: el "Portal (home), la Búsqueda, la Navegación y el Guardado, que sería la nueva dispositio en la era digital, pero las otras partes de la retórica mantienen su vigencia. Veamos el siguiente (y breve) ensayo visual para darnos cuenta de lo que estamos hablando:
Las partes de la Retórica
Intelectio








Inventio


Lugares comunes














Dispositio


Elocutio

Actio



Memoria